Se nos iba la vida – Quique González

Desdiciendome de lo que dije en la entrada anterior la verdad es que sí que tengo momentos felices pero enseguida me dejo llevar por la melancolía, por algún pequeño problema y por las cosas que creo que me faltan y en momentos de tensión y de agobio se acaba convirtiendo en un mal momento. Suele tener bastante que ver las clases o lo exámenes y aunque sé que no soy la única a la que le pasa esto me llega a parecer que mi vida sólo se basa en exámenes y obligaciones y algún momento divertido (como si esos momentos aprovechase al máximo) y me da la sensación de estar perdiendo el tiempo continuamente.

Será que me equivoqué de carrera.

O será que no me atrevo a equivocarme.

¡Maldita paradoja!

Anuncios